Con la aparición del Coronavirus en el mundo, se han puesto sobre la mesa bastantes temas de cuidado en los que seguramente no hemos fijado la vista y que presentan un reto para las personas, las organizaciones y los gobiernos.

Esta crisis esta cambiando todo el panorama de nuestras rutinas diarias; dado que debido al confinamiento hemos tenido que cambiar de hábitos y mantenernos en casa de manera controlada evitando así, el contagio a otras personas y cuidando de nuestra propia salud.

El primer afectado de este confinamiento fue el sector educativo, que obligo a estudiantes y docentes a mantenerse en casa y abrió varias discusiones sobre el cuidado de los niños, sobre quien debería realizarlo y si el papel de la mujer debería replantearse dentro del hogar.

Consecuencias del confinamiento por COVID-19

La alteración de las rutinas y la imposición de medidas sociales, hace que muchas preguntas empiecen a circular dentro de la sociedad y que se generen interrogantes sobre la vigencia del estado de alarma y su impacto en las familias y su duración en el tiempo.

“Muchas de las consecuencias de estas medidas serán difíciles de preceder y están por llegar, pero las que afectan a las personas que están en situación de riesgo hay que ponerlas especialmente de manifiesto”.

Las medidas de aislamiento social evidentes han generado elementos poco estudiados y grandes reflexiones sobre el papel de la familia, el cuidado de los niños y la prestación de servicios básicos como la salud y la alimentación a nivel mundial.

Estos elementos pocos estudiados también han generado preguntas como:

¿Que medidas de apoyo específicas se realizarían a las familias? ¿Tendrían que renunciar las mujeres a sus puestos de trabajo para cuidar a sus hijos e hijas? ¿Podemos obligar a las empresas a dar teletrabajo aunque el puesto de trabajo en sí no lo permita? ¿Quién asume el coste de este?

Luego de la cancelación de las actividades escolares, la primera respuesta de las familias fue que la mujer regresara a casa a cuidar de los niñas y niños y así, responder a la crisis de manera rápida y sin vacilaciones.

Pero esto no puede ser la única alternativa, por ello, tras la crisis se debe reforzar e impulsar la aplicación de los planes de igualdad en todo el territorio español para que las cargas familiares sean distribuidas de manera equitativa tanto en hombres como mujeres y que permita una convivencia plena.

¿Sabes que es un plan de igualdad?

Un Plan de Igualdad es un documento donde se especifica información de la igualdad entre mujeres y hombres en la gestión diaria de las empresas. Los planes de igualdad definen los objetivos de igualdad a alcanzar, así como las estrategias que se requieren para conseguirlas.

Algunos de los objetivos del Plan de Igualdad pretenden equilibrar las actuaciones relacionadas con el acceso al empleo, equiparar las retribuciones, generar promoción y formación de manera equilibrada, generar conciliación familiar, personal y laboral entre géneros o prevenir acoso sexual, entre otros.

Iniciativas para mantener la igualdad

Con la aparición del COVID-19, los gobiernos y las administraciones han generado iniciativas que permitan equilibrar las relaciones laborales con las familiares; donde no solamente se cuide la protección de niños y niñas sino también la de su núcleo familiar completo.

Por ello, se han elaborado proyectos que permiten tener una conciliación de los cuidados y que no solo sean una labor de la mujer dentro del hogar. Se debe realizar una distribución entre hombre y mujeres y asi, mantener el equilibrio social.

Como ejemplo de ello, tenemos el Proyecto de coeducación que esta planteando el Gobierno de Asturias y su gran objetivo es el “cambio cultural” del papel de la mujer en la familia y que no tengan que sacrificar su carrera profesional.

También pretende que las brechas salariales sean menores y que se cumplan con las normas vigentes de aplicación de planes de igualdad en vigencia dentro del territorio español.

Dentro de este mismo proyecto se pretende reestructurar la escuela de emprendedoras y lograr así, desarrollar proyectos de innovación e igualdad dentro del territorio de aplicación.

Otra de las grandes iniciativas que se están generando para cuidar y proteger la igualdad; es la realización de programas que permiten mantener y brindar seguridad contra la violencia de genero.

El Ministerio de Igualdad ha puesto en marcha un Plan de Contingencia tras el Decreto de Estado de Alarma a causa del coronavirus. “El objetivo de esta medida es concienciar contra la Violencia de Género y alertar ante situaciones de violencia dentro de los hogares, así como concienciar sobre el buen trato durante el período de confinamiento”.

Beneficios de implantar un plan de igualdad

Las empresas que desarrollan e implantan los planes de igualdad mejoran en varios aspectos dentro de su organización, aumentan en eficiencia e influyen dentro de la calidad en las tareas de sus trabajadores; generando aumentos y resultados económicos óptimos. 

  • Conciliación de vida familiar, personal y laboral
  • Igualdad de oportunidades
  • Fidelización de talento
  • Aumento de diversidad 
  • Mejora en el clima laboral
  • Aumento de productividad y rentabilidad
  • Posicionamiento de la marca
  • Acceso a contratos públicos 
  • Obtención de distintivo de la igualdad en la empresa

¿Sabes como implantar un plan de igualdad?

Desde Ingertec te damos la información que necesitas para crear y adaptar toda la información a la implantación del plan de igualdad dentro de tu empresa y cumplir con el real decreto.

Según el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo bajo el concepto de: “Medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación”; se tienen que cumplir con unos plazos específicos y evitar las sanciones legales y económicas.

Si tienes dudas sobre como realizarlo, descarga nuestro ebook con toda la información sobre planes de igualdad en las empresas.