Los coronavirus son una familia de virus que normalmente afectan a animales, aunque a veces puede transmitirse a las personas. 

El SARS-CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus detectado por primera vez en diciembre de 2019 en China y que se está propagando velozmente con una gran alarma social e incertidumbre por todo el mundo. Este nuevo virus produce la enfermedad COVID-19. El 31 de enero se registró el primer caso en España.

Prevención y actuación frente al Coronavirus en las empresas

Ante esta situación y la incertidumbre por la evolución del coronavirus, es necesario, en primer lugar establecer medidas preventivas en las organizaciones y, en segundo lugar estar preparados para mantener la capacidad de continuar operando, manteniendo la seguridad y salud de las personas trabajadoras, así como la confianza de clientes e inversores.

Es por ello que las empresas deben de adoptar planes de contingencia y de continuidad del negocio ante la amenaza que supone el coronavirus.

Planes de Continuidad de Negocio y Planes de Contingencia

Un Plan de Continuidad de Negocio se define como una serie de procedimientos documentados que conducen a las organizaciones a responder, recuperar, reanudar y restaurar el nivel de operación predefinido después de una interrupción. La norma ISO 22301 es una buena herramienta para implementar y gestionar un Plan de Continuidad. Para más información sobre esta norma no dudes en contactarnos: 

El Plan de Continuidad se enfoca en asegurar la continuidad del negocio ante un incidente inesperado. En este caso, el plan de Continuidad se pondría en marcha si no se permite continuar con la operación habitual de la compañía por causas del Coronavirus. Este plan intenta no detener la productividad de la empresa, e intentar que la situación nos afecte en la menor medida.

El Plan de Continuidad es un plan de planes y debe de incluir entre otros un plan de contingencia.  Un Plan de Contingencia tiene como objetivo anticiparse a posibles situaciones de riesgos, de manera que si estas llegan a producirse, el impacto negativo sea el menor posible.

Medidas en las empresas frente al Coronavirus

Es recomendable para las empresas definir medidas preventivas frente al coronavirus que aseguren la seguridad y salud de sus trabajadores, un plan de actuación en caso de que se materializase el riesgo por un posible contagio o una situación de alerta pública decretada por las autoridades gubernamentales, así como medidas para restaurar la situación a estado anterior de haberse producido la contingencia.

Algunas de las medidas que se recomiendan y que pueden incluirse en el Plan de Contingencia frente al Coronavirus son:

  • Medidas preventivas frente al Coronavirus:
    • Organizar el trabajo minimizando el número de personas expuestas: limitar visitas, reducir reuniones presenciales, suspender viajes, no asistir a eventos o convenciones, fomentar el teletrabajo…
    • Medidas de higiene básicas: lavado de manos, cubrirse la boca y nariz con pañuelos desechables al toser o estornudar…
    • Disponer de soluciones hidroalcohólicas desinfectantes y repartirlas en los lugares de atención al público como uso para trabajadores y clientes.
    • Incluir mascarillas quirúrgicas dentro de los botiquines de la empresa, por si fuera necesario utilizarlas en caso de declararse pandemia.
    • Procedimientos de actuación a tomar con personas que estén o hayan estado en una zona afectada por Coronavirus y presenten síntomas.

  • Entre las medidas a tomar para atenuar los efectos adversos de la posible contingencia están:
    • Informar a las autoridades lo antes posible de la existencia de dicho riesgo.
    • Procedimientos en caso de que exista un riesgo por contagio por coronavirus en el centro de trabajo: activar medidas que permitan el desarrollo de la actividad de manera alternativa o paralizar la actividad de manera temporal.
    • Establecimiento de teletrabajo para minimizar el riesgo de propagación.
    • Gestión de la actividad comercial y/o productiva en caso de falta de materias primas o suministros (p.e. piezas no servidas desde China)
  • Por último deben de plantearse cómo continuar con la actividad en caso de que no se pueda seguir con la operación normal
 

Son ya muchas las empresas que han dispuesto de un protocolo de medidas tanto preventivas como reactivas para cubrir cualquier escenario potencial. Por ejemplo, el pasado 6 de marzo Vodafone realizó un simulacro de su plan de contingencia con el objetivo de asegurar la continuidad de sus operaciones ante un posible escenario de restricción de la movilidad por el Coronavirus.

Las empresas deben comenzar a implementar planes de contingencia para evitar que el Coronavirus cause la menor afectación para sus empleados y actividades.

Más información: info@ingertec.com

Fuentes: